lunes, 7 de mayo de 2012

Un invento





Hace unos días estaba buscando unos pendientes y no fuí capaz de encontrarlos, así que estuve pensando una forma original de tenerlos todos a mano y bien visibles.
Se me ocurrió coger un rallador de cocina y cambiarlo un poco.
No se si esta idea ya se le habrá ocurrido a alguien antes, pero es una idea estupenda para organizarlo todo y ocupar poco espacio.

Además es muy sencillo, primero le pegué unos remaches a modo de patas y me entretuve en aplicarle un poco de plomo por todos los agujeros para que no cortasen.
Luego le apliqué  pintura en spray, y una vez seca, barniz satinado también en spray.

Como quedaba algo soso, le coloqué detalles en fieltro y no ha quedado mal del todo :)

Por cierto la parte con los agujeros mas pequeños la utilizaré para los pendientes de tuerca, o colocándole unos ganchos de las cortinas me puede servir para enganchar colgantes.

Espero que os guste.

4 comentarios:

  1. Buenas, enhorabuena por el blog, me gustaría intercambiar enlaces contigo y que nos sigamos mutuamente.
    Un enorme saludo desde http://orgullobenfiquista.blogspot.com/
    http://bufandasybanderasamps.blogspot.com/
    http://soniamatias8.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches Antonio
    Me alegro mucho de que te guste.
    Ya sigo tus blogs, aunque he de decirte que no soy muy "futbolera". ¿Y a ti que es lo que te ha gustado del blog?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Que chulo!!!! yo lo que tengo es un cedazo (para tamizar harina) pinté la madera y lo pequé en la pared, bueno en realidad tengo ya tres.

    Por cierto el blog está genial

    ResponderEliminar
  4. Hola Rocio

    Sube fotos de tus cedazos, la idea es muy original. Me alegro que te guste el blog.

    Un beso

    ResponderEliminar